9 alimentos funcionales recomendados para la diabetes

La naturaleza nos ha proporcionado una gran variedad de alimentos aptos para la dieta Paleo que pueden ayudar en el tratamiento de la diabetes, lo que demuestra que los alimentos pueden servir como medicina.

Alimentos funcionales para la diabetes

Los alimentos funcionales contienen ingredientes biológicamente activos asociados con beneficios fisiológicos para la salud para prevenir y controlar enfermedades crónicas, como la diabetes mellitus tipo 2.

1. Arándanos

La incorporación de los arándanos en nuestra dieta reduce el riesgo de diabetes tipo 2, y para aquellos que viven con diabetes, los arándanos mejoran el control de la glucosa.

Los efectos antidiabéticos de los arándanos se atribuyen a su alto nivel de antocianinas, compuestos químicos que pueden ejercer efectos antiinflamatorios en algunas células grasas y aumentar la absorción y la utilización de glucosa por parte del cuerpo.

2. Las semillas y las nueces

Las nueces ofrecen múltiples beneficios para la salud de los diabéticos. Se ha encontrado que el consumo diario de almendras durante 24 semanas reduce la circunferencia de la cintura, los triglicéridos séricos, el colesterol LDL, la proteína C reactiva de alta sensibilidad (un marcador de inflamación) y la hemoglobina A1c en diabéticos adultos.

Las nueces mejoran la función endotelial en los diabéticos, lo que reduce el riesgo elevado de enfermedad cardiovascular asociado con la enfermedad.

Las semillas de chía reducen la presión arterial, la proteína C reactiva y el nivel alto de azúcar en la sangre después de las comidas.

Al comprar nueces, selecciona nueces crudas o ligeramente tostadas y evita las que están cubiertas con aceites de semillas industriales, como el aceite de canola.

5. Aceite de oliva

El consumo de aceite de oliva virgen extra produce reducciones significativas en la glucosa en sangre en ayunas. También mejora la respuesta al azúcar en la sangre después de las comidas, que es quizás el mejor parámetro para evaluar la tolerancia a la glucosa.

4. Cacao

El chocolate negro puede ser una buena idea si tienes diabetes tipo 2. Los estudios en animales han demostrado que comer chocolate negro después de una comida reduce los niveles de azúcar en la sangre, mientras que la investigación en humanos muestra que promueve la vasodilatación, mejora el suministro de glucosa a las células musculares y alivia la hiperglucemia.

5. Café y té

Una amplia investigación muestra que el café puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2 al combatir el estrés oxidativo y a través de su impacto beneficioso en la microbiota intestinal.  Como resultado, el café es la mayor fuente de antioxidantes dietéticos en la dieta promedio de los estadounidenses.

Si no eres fanático del café, entonces el té verde, que contiene algunos de los mismos compuestos antioxidantes, es una excelente alternativa.

6. Alimentos fermentados

La investigación emergente sugiere que los alimentos fermentados podrían reducir la necesidad de medicamentos para la diabetes. Se ha demostrado que los alimentos fermentados, como el yogur, el kéfir y el kimchi, mejoran el metabolismo de la glucosa, reducen el riesgo de diabetes tipo 2 y mejoran el control glucémico en las personas con diabetes existente.

7. Almidón resistente

El almidón resistente es un tipo de carbohidrato en la dieta que no se digiere en el intestino delgado; en cambio, pasa intacto al intestino grueso, donde promueve el crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas. La investigación ha demostrado que el almidón resistente puede mejorar la sensibilidad a la insulina y disminuir la glucosa en sangre.

Es necesario dejar en claro que no todos los organismos responden igual a la carga de carbohidratos, por lo tanto, deberías llevar un control de tu glucosa para saber de qué manera toleras esta clase de carbohidratos.

8. Mariscos

El consumo de pescado y mariscos, pero no la suplementación con ácidos grasos omega-3 aislados, se asocia constantemente con un menor riesgo de diabetes tipo 2.

Los mariscos pueden tener un efecto protector contra la diabetes debido a su alto nivel de ácidos grasos omega-3, que modulan la sensibilidad celular a la insulina, y sus niveles de otros nutrientes sensibilizadores a la insulina, como la vitamina D, el retinol y el selenio.

9. Especias

Las especias no solo animan las comidas, también ofrecen importantes beneficios para la salud de los diabéticos y son otro de los alimentos funcionales recomendados. Se ha encontrado que el consumo de canela en dosis que varían de 120 mg/día a seis g/día produce disminuciones significativas en la glucosa en sangre en ayunas, el colesterol LDL y los triglicéridos en los diabéticos tipo 2.

El ajo reduce la glucosa en sangre en ayunas, la fructosamina y la HbA1c y mejora los perfiles de lípidos en la sangre. La curcumina, un componente de la raíz de la cúrcuma, tiene efectos hipoglucémicos y protege los sistemas renal y cardiovascular de las complicaciones asociadas con la diabetes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *