Batido de papaya, manzana y avena para equilibrar el sistema digestivo

Este delicioso batido de papaya, manzana y avena ayuda a complementar la dieta de una forma deliciosa y, además, ayuda a promover el buen tránsito intestinal, algo que sin duda contribuye con nuestro bienestar a diario.

Mejorar la digestión con la alimentación

Los problemas digestivos suelen ser consecuencia de una alimentación desequilibrada. No obstante, también hay otros factores físicos y emocionales que pueden afectar a la función del estómago, del hígado o del intestino.

También debemos tener en cuenta que no cualquier alimento, aunque sea saludable, tiene por qué sentarnos bien si sufrimos algún trastorno digestivo.

Debemos procurar alimentarnos de manera equilibrada y variada, así como prestar atención a aquellos alimentos que nos sientan mejor o peor. De este modo podremos establecer nuestra propia dieta.

Alimentos medicinales

La manzana, la avena y la papaya son tres alimentos que, aparte de ser fuente de varios nutrientes, son un buen apoyo para el sistema digestivo. Además, juntos tienen un sabor delicioso y una textura suave y apetitosa.

La papaya

La papaya es una fruta de origen tropical rica en azúcares y fibra que destaca por su alto contenido en beta-carotenos, los cuales le dan su característico color anaranjado.

Es también una fuente de vitaminas A, B y C. Su textura es blanda y jugosa, y en su interior tiene una gran cantidad de semillas redondas y gelatinosas.

La papaya tiene las siguientes propiedades para la digestión, gracias a su enzima papaína y otros nutrientes:

  • Tiene propiedades antiinflamatorias: calma el dolor y la inflamación de todo el tracto digestivo.
  • Favorece la digestión, sobre todo de alimentos ricos en proteína como la carne y el pescado.
  • Reduce la acidez gástrica.
  • Favorece el tránsito intestinal sin irritar el intestino.
  • Las semillas trituradas combaten los parásitos intestinales.

La manzana

La manzana es una fruta muy común que a menudo despreciamos por tenerla muy al alcance. No obstante, reza el refrán que con una manzana al día se mantiene lejos al médico.

  • La manzana estimula la producción de jugos gástricos gracias a la histidina.
  • Su contenido en pectina regula el tránsito intestinal, tanto si tenemos tendencia al estreñimiento como a la diarrea. Es, por lo tanto, muy adecuado para equilibrar trastornos como el síndrome del colon irritable.
  • El ácido málico favorece la buena salud del hígado y la vesícula biliar y, por lo tanto, de la digestión de las grasas.
  • La fibra soluble de la manzana retrasa la absorción de la glucosa durante el proceso digestivo.
  • Reduce el mal aliento.

La avena

La avena es uno de los mejores cereales que podemos consumir, ya que tiene una composición muy completa. Es rica en vitaminas, minerales, fibra y mucílagos. Entre sus beneficios para la salud encontramos:

  • Su contenido en mucílagos, los cuales aparecen a poner la avena en remojo. Son un tipo de fibra soluble que lubrifica y protege el interior del tracto digestivo. Esta propiedad es muy beneficiosa en casos de gastritis y colitis.
  • Estimula la función del hígado gracias a que ayuda a producir más lecitina.
  • Es un alimento muy saciante.
  • Reduce los ácidos biliares.
  • Combate el estreñimiento.

Batido de papaya, manzana y avena

Ingredientes

  • 1 manzana
  • 1 vaso de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de avena (25 g)
  • 1 rodaja de papaya (de unos 150 g)

Preparación

  • En primer lugar, la noche anterior, deberemos dejar en remojo la avena en el vaso de agua.
  • Por la mañana, batiremos el agua y la avena junto con la manzana (si es ecológica, con su peladura) y la papaya.
  • Podemos añadir algunas semillas de la papaya si lo deseamos, pero no más de 10.
  • Si lo deseamos con una consistencia más líquida le añadiremos más agua.
  • Servimos nuestro batido de papaya, manzana y avena y lo disfrutamos como parte de un desayuno o merienda.

Autoexamen de cáncer de tiroides en 1 minuto

El cáncer de tiroides es una afección que se desarrolla por el crecimiento anormal de la glándula tiroides (base de la garganta que se ubica cerca de la tranquea). La misma tiene forma de mariposa y tiene un lóbulo derecho y uno izquierdo. Cuando las hormonas tiroideas se encuentran saludables es posible controlar la frecuencia cardiaca, digerir bien los alimentos, regular el corazón, desarrollar el cerebro y mantener estable la temperatura corporal.

La enfermedad suele atacar más a mujeres que a hombres. Sus síntomas pueden ir variando según el tipo de cáncer, sin embargo puede provocar desde tos, hasta cambios en la voz. Para que pueda ser diagnosticado es importante hacerse los exámenes indispensable, sin embargo, puedes hacer tú mismo un autoexamen de cáncer de tiroides y así detectar acaso algún crecimiento inusual de la misma.

Además de conocer sus síntomas, te vamos a enseñar cómo detectar cáncer de tiroides a través de un autoexamen que puedes realizarte tú mismo en tan sólo 1 minuto desde la comodidad de tu casa, pero primero veamos algunos antecedentes.

Cómo afecta el cáncer de tiroides

La glándula tiroides juega un papel importante en el cuerpo, es la encargada de secretar diversas hormonas tales como tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). Algunas investigaciones añaden que más del 12% de personas tan sólo en EU, padecen este tipo de alteración, por otra parte se estima que 15 millones de pacientes en este país desarrollan algún tipo de trastorno originado por el cáncer de tiroides.

Aunque esta enfermedad es fácil de detectar y tratar, muchos especialistas aseguran que dar un diagnostico concreto es complicado sin antes no efectuar exámenes de laboratorio. Hoy día existen cuatro tipos de cáncer de tiroides pero algunos suelen ser más frecuentes que otros, entre ellos se encuentra:

  • Cáncer medular de tiroides: este puede afectar en un 3% a la población.
  • Cáncer de tiroides papilar mixto: tipo de cáncer que puede llegar a desarrollarse hasta en un 80%.
  • Cáncer de tiroides anaplásico: este solo puede afectar en un 2% a las personas.
  • Cáncer de toroides celular hurthle: puede llegar a aparecer en un 15%.

Síntomas de cáncer de tiroides

Presta atención a los síntomas en tu cuerpo que puedan estarte indicando la existencia de tumor en la tiroides:

  • Abultamientos en el cuello que a veces pueden ser dolorosos
  • Cuello con dolor que a veces se va hasta el oído
  • Problemas al respirar o tragar
  • Voz constantemente ronca
  • Tos que no es por alguna enfermedad ni tampoco por fumar

Factores de riesgo de cáncer de tiroides

Es posible que tengas que estar muy atento en la tiroides si tienes los siguientes factores de riesgo:

  • Las mujeres contraen cáncer de tiroides con más frecuencia que los hombres.
  • El cáncer de tiroides puede iniciarse a cualquier edad, pero después de los 30 años es más común, y es mucho más agresivo en personas mayores.
  • Un factor de riesgo es estar expuesto a radiación en el torso y en el cuello (sobre todo si estuvieron expuestos a rayos X con equipos antiguos y/o accidentes nucleares).
  • Antecedentes genéticos, familiares.

Cómo hacer un autoexamen de cáncer de tiroides en 1 minuto

Hacer un chequeo en tu tiroides para tratar de detectar ciertos bultos inusuales, es fácil y lo puedes hacer en 1 minuto. Sólo necesitarías un vaso con agua y un espejo bien iluminado para poder ver con claridad tu cuello. Sigue las instrucciones a continuación para hacer la prueba.

Paso 1 Consigue una vaso con agua y un espejo

Este procedimiento resulta fácil y sencillo para los pacientes que no tienen muy avanzado el cáncer de tiroides. Lo primero que se debes hacer es conocer el área que vas a explorar poniéndote de frente a un espejo, debes saber que la tiroides está por encima de la clavícula y cubre o abraza a la garganta en la forma de una mariposa, por abajo de la laringe, por la parte inferior a un tercio de la garganta. Después de eso, llenar un vaso con agua, luego hay que ponerse de pie frente a un espejo grande donde se pueda observar con toda precisión toda la garganta, es decir, desde la clavícula hasta la barbilla.

Paso 2 Tomar agua y revisar

A continuación se debe tomar un sorbo de agua inclinando la cabeza hacia atrás y manteniendo la vista en la garganta y el cuello mientras estás tragando. Al principio puede parecer difícil pero es todo lo contrario, además es probable que se tenga que repetir este procedimiento varias veces para observar la zona de la tiroides y ver cómo pasa el líquido.

En caso de existir una asimetría en la glándula mientras se realiza el procedimiento, es decir, mientras tragas el agua, o cualquier anomalía que se encuentre fuera de lugar, como bultos o dolores, es necesario acudir a un médico para que verifique las causas. Lo mejor es asistir a un endocrinólogo, profesional capaz de evaluar y brindar un tratamiento adecuado a la glándula tiroides, ya sea que padezcas o no, cáncer de tiroides. De todos modos si cuentas con síntomas de este mal, visita un médico con urgencia

20 alimentos que no deberías comer por la noche si quieres dormir mejor

La cena es uno de los platos con los que deberíamos tener cuidado. En las horas nocturnas nuestro cuerpo está listo para descansar, no para hacer procedimientos digestivos. Por ello, hoy conocerás 20 alimentos que no se debería comer por la noche si quieres evitar complicaciones.

Lista de alimentos que es mejor evitar por la noche:

  1. Pastas
  2. Refrescos o bebidas gaseosas
  3. Dulces como chocolates o caramelos
  4. Comidas chatarras
  5. Palomitas
  6. Papas fritas
  7. Comidas procesadas y carbohidratos
  8. Ensalada de lechuga
  9. Setas y hongos
  10. Coliflor
  11. Jamón
  12. Melón
  13. Ajo y cebolla
  14. Embutidos y fiambres
  15. Bebidas con cafeina
  16. Carnes rojas
  17. Verduras crudas
  18. Quesos y lácteos
  19. Alcohol
  20. Especias y condimentos picantes

El primer alimento es la pasta. Como bien debes saber, la pasta es un carbohidrato, así que no es recomendable comerla durante la noche, puesto que puede generarte pesadez y, a futuro, te traerá consecuencias como el sobrepeso.

Bebidas prohibidas por la noche

Aunque parezca obvio, para muchas personas no lo es. Las bebidas gaseosas deben estar completamente prohibidas durante la noche, así que, si quieres proteger a tu estómago, lo mejor será que evites estas gaseosas. Asimismo, olvídate que las bebidas con cafeína y con alcohol existen, al menos durante las horas nocturnas.

Tal como decían nuestros padres y abuelos, comer caramelos o chocolates en la noche no es algo que debería hacerse. Estos atractivos dulces contienen altos niveles de azúcar, lo que significa que no son, precisamente, los mejores ayudantes para conciliar el sueño.

Comida chatarra fuera

La comida chatarra también forma parte de los alimentos que no se deberían comer por la noche y la razón que lo justifica se encuentra en las calorías que tienen. Si eres amante de los aperitivos rápidos, lo mejor es que evites las palomitas, las comidas procesadas y las grasas saturadas, como las patatas fritas, estas simplemente eliminarán el sueño que puedas tener. Y, si adoras el picante, evita incorporarlo en el plato de tu cena, este estimulará prácticamente todos tus sentidos y se te hará mucho más difícil conciliar el sueño.

Con respecto a las ensaladas, lo mejor será que no incorpores lechuga, setas, coliflor y hongos a ellas si comerás de noche. La lechuga y la coliflor contienen fibra insoluble que puede generarte algunos gases nocturnos. Igualmente, si quieres controlar la acidez de tu estómago, en las horas nocturnas, no comas hortalizas como ajo y cebolla.

Alimentos de charcutería, como jamones, quesos o salchichones, no son recomendados durante la cena, debido a la pesadez que generan. Sin embargo, no son los únicos, otro de los alimentos que pueden generarte esta sensación en las horas nocturnas son las carnes rojas, así que, te recomendamos evitarlas.

Nada de verduras crudas

Por último, aunque no lo creas, las verduras crudas no son los mejores ingredientes en una cena, estas son preferibles consumirlas durante el día, ya que te aportarán energía. Con respecto a las frutas, el melón es la única que no deberías comer a estas horas.

A partir de los 20 alimentos que no se deberían comer por la noche si quieres evitar complicaciones podrás elaborar tu dieta nocturna y prepararte para que tu organismo disfrute de alimentos adecuados durante las últimas horas del día. Establece planes alimenticios y prepara todas tus cenas, con anticipación, para que no tengas que recurrir a los platos más sencillos y, generalmente, más dañinos.

Con lo que aprendiste en los párrafos anteriores serás capaz de conciliar mucho mejor el sueño y, lo mejor de todo, despertar con las pilas recargadas.

Los 6 mejores alimentos antiinflamatorios

¿Sabías que muchas enfermedades provocan la inflamación de órganos u otras partes del cuerpo? Por ello, traemos algunos alimentos antiinflamatorios para ayudar a combatirlas.

Las patologías que terminan en –itis esconden procesos inflamatorios: sinusitis, artritis, faringitis, etc.

Además de aliviarlas con medicamentos convencionales, te explicamos cómo reducir la inflamación eligiendo alimentos con propiedades antiinflamatorias.

Descubre las propiedades de la cúrcuma, la cebolla, el brócoli, la papaya, la col o el té verde.

Algunos alimentos antiinflamatorios son…

Cúrcuma

Esta especia, también conocida por sus beneficios antioxidantes, anticancerígenos y antidepresivos, es uno de los alimentos más antiinflamatorios que encontramos.

La curcumina es altamente antiinflamatoria, por lo que se recomienda a personas que sufran dolores, reumatismo, fibromialgia, etc.

Asimismo, podemos tomarla en forma de extracto, cápsulas o comprimidos, o bien incluyéndola en nuestros menús diarios.

En este caso, debemos saber que la cúrcuma da sabor y un color amarillo a las recetas, pero la podemos incluir en muchas de ellas. Además, también se puede añadir a postres como pasteles, batidos, flanes, etc.

La dosis recomendada sería, aproximadamente, de una cucharada de postre diaria.

Papaya

Esta fruta exótica, destacada gracias a sus propiedades medicinales, es rica en vitamina C y E y es un buen antiinflamatorio, especialmente del tracto digestivo.

Esto sucede gracias a su contenido en papaína, una enzima que ayuda en la digestión de las proteínas. De esta manera, mejora la digestión a la vez que reduce la inflamación.

Podemos consumir la papaya cruda o batida. Si la preparamos batida recomendamos incluir sus semillas, que tienen propiedades antiparasitarias.

Cebolla

La cebolla es rica en minerales como el calcio, el magnesio, el cloro, el cobre, el hierro o el fósforo, entre muchos otros. Por otro lado, también contiene las vitaminas A, B, C y E.

Sin embargo, lo más destacado es un flavonoide antioxidante que contiene, llamado quercetina, y un polifenol antioxidante conocido como antocianina.

Estos componentes previenen la oxidación de ácidos grasos. A su vez, ayudan a eliminar los radicales libres que reducen, de manera importante, la inflamación.

La cebolla también tiene propiedades altamente depurativas, antisépticas y diuréticas.

La recomendamos especialmente para las inflamaciones del aparato respiratorio y urinario.

Col

La col también contiene quercetina, por lo que destaca como verdura antiinflamatoria.

Se recomienda para las inflamaciones intestinales, ya que tiene propiedades antiácidas y es rica en vitamina C. A su vez, podemos tratar la diarrea y las úlceras.

Muchas personas aborrecen el sabor de la col hervida. Por ello, te proponemos licuarla cruda y combinarla con manzana, zanahoria o remolacha.

También podemos cortarla muy fina y dejarla macerar durante dos horas, aliñada con aceite de oliva, vinagre de manzana, sal marina, una pizca de azúcar moreno y orégano.

Además, la col tiene la gran ventaja de que también funciona tópicamente. Si queremos aliviar una inflamación en las articulaciones, la espalda o el vientre, seguiremos estos pasos:

  • Primero, pondremos agua a hervir.
  • Luego, meteremos una hoja grande de col verde unos 30 segundos en el agua.
  • Después la sacaremos y la aplicaremos directamente sobre la zona dolorida.
  • Finalmente, la dejaremos actuar unos minutos.

Brócoli

Por último, el brócoli destaca por su quercetina. No sólo es uno de los alimentos antiinflamatorios, sino que también es anticancerígeno, alcalinizante y muy antioxidante.

Para disfrutar de sus beneficios debemos evitar cocinarlo en exceso, para que mantenga su color verde y una textura firme. Lo podemos cocinar, por ejemplo, al vapor.

Otra opción muy saludable es consumir semillas germinadas de brócoli.

Té verde

Esta bebida medicinal destaca por ser rica en antioxidantes y flavonoides, que ayudan a reducir la inflamación.

Por un lado, potenciaremos sus efectos antiinflamatorios si lo combinamos con jengibre en polvo y lo endulzamos con estevia.

Por otro lado, recomendamos tomarlo fuera de las comidas, especialmente si sufrimos anemia, pues dificulta la asimilación del hierro.

Asimismo, también deberíamos elegir un té verde de calidad, a ser posible ecológico. A su vez, lo podemos tomar en infusión o comprimidos.

¡Esperamos que incluyas en tu dieta estos alimentos antiinflamatorios!

Imágenes por cortesía de netdoktor, muffet y ulterior epicure

Que es el tumor cerebral, causas y como diagnosticarlo

Un tumor cerebral es un desarrollo anormal de células que provienen de componentes cerebrales, denominados tumores primarios o que puede comenzar con la presencia de cáncer en otras partes del cuerpo y diseminarse al cerebro: tumores cerebrales secundarios o metastásicos. Algunos tumores cerebrales son benignos y otros, cancerosos o malignos.

Los tumores cerebrales representan hasta el 20% de todos los cánceres en la infancia. En los niños, el 70% de los tumores primarios se originan en la fosa posterior, mientras que en los adultos esta proporción corresponde a los supratentoriales.

En los adultos hay una incidencia similar de tumores primarios y metastásicos. Los tumores cerebrales primarios malignos se encuentran entre los cánceres más difíciles de tratar, con una sobrevida de 5 años no superior al 35%. El 85-90% de los tumores primarios del sistema nervioso central (SNC) se encuentran en el cerebro.

Causas de tumores en el Sistema Nervioso Central

La Organización Mundial de la Salud (OMS), describió en 2016 el sistema de clasificación de tumores del SNC más completo y actualizado hasta el momento. Este sistema de clasificación clasifica los tumores del SNC no solamente de acuerdo al tipo histológico, sino también según los marcadores moleculares de citodiferenciación.

La clasificación propone características demográficas elementales como la edad y los aspectos genómicos y de citodiferenciación pero también abarca aspectos terapéuticos como la respuesta al tratamiento y la supervivencia.

Esta nueva propuesta pretende agrupar a los pacientes con base en los distintos subtipos de glioblastomas y constituye un paso importante hacia el desarrollo de tratamientos individualizados, el cual tiene como objetivo las alteraciones genéticas definidas de cada tumor. Se clasifican en:

  • Tumores difusos astrocíticos y oligodendrogliales
  • Tumores ependimarios
  • Tumores de la región pineal
  • Tumores embrionarios
  • Tumores de los nervios craneales y paraespinales
  • Meningiomas
  • Linfomas
  • Tumores de células germinales
  • Tumores de la región selar
  • Tumores metastásicos

Como diagnosticarlo

A continuación se mencionan los diferentes tipos de análisis y métodos para diagnosticar el tumor.

Exploración física y neurológica

Los síntomas iniciales de los tumores cerebrales son inconstantes. El tumor cerebral puede aparecer en cualquier parte del cerebro, por lo que puede dar síntomas van a depender de su ubicación anatómica. Es por esta razón que a veces son tan difíciles de diagnosticar.

Los síntomas se pueden clasificar en dos tipos:

  • Síntomas focales, debidos a la presión y la destrucción que genera el tumor en una estructura del cerebro y que se manifiestan a través de crisis epilépticas y déficit neurológico.
  • Síntomas generales, que se producen por el aumento de presión dentro de la cabeza. Estos se manifiestan a través de hipertensión endocraneal, dolor de cabeza, náuseas y vómitos.

Estudios de Imagen

Las técnicas de imagen representan una herramienta primordial y complementaria que permite determinar la ubicación del tumor, su aspecto, el número de lesiones, tamaño y zonas afectadas. También detectan posibles complicaciones asociadas al tumor, como la presencia de hemorragia.

El TAC (Tomografía Axial Computarizada): es una prueba basada en rayos X muy rápida que se utiliza en el screening, por lo general es la primera prueba que se lleva a cabo a un paciente con sospecha de tumor cerebral.

La resonancia magnética nuclear utiliza un sistema que funciona mediante la aplicación de un poderoso campo magnético. La duración es superior a la del TAC.

La espectrografía por resonancia magnética es un examen que permite el análisis del metabolismo cerebral in vivo y proporciona información bioquímica no invasiva de los tejidos.

La resonancia dinámica, nos permite determinar si se está generando una vascularización nueva para el tumor.

La tomografía computarizada de emisión monofotónica (SPECT) es de mucha utilidad para diferenciar los tumores benignos de los malignos y predecir el grado histológico de los tumores para seleccionar el área para biopsia. Se ha utilizado también para diferenciar gliomas de bajo y alto grado.

Tomografía por emisión de positrones. La tomografía por emisión de positrones (PET) con fluorodeoxiglucosa (FDG) se utiliza para detectar tumores malignos con altos índices metabólicos, ya que capta una mayor cantidad de glucosa.

Esto puede ayudar al neurocirujano a localizar las áreas del cerebro con comportamiento biológico más agresivo, y permite localizar áreas funcionales antes de la cirugía o radiación. Además, la PET es útil para determinar si un paciente se puede beneficiar más con radioterapia o quimioterapia.

Biopsia

La biopsia es primordial y necesaria para efectuar el diagnóstico. Es la única prueba que permite llevar a cabo el análisis al microscopio de una muestra del tumor para confirmar el diagnóstico definitivo, lo que es indispensable para planear el tratamiento adecuado.
Palabras claves: tumor cerebral

5 maneras de mejorar el sistema inmunitario de los niños

Goteo nasal. Resfriados constantes. Gripas recurrentes. Parásitos y bacterias gastrointestinales. Estas condiciones pueden ser bastante comunes con niños en guarderías o en la escuela. Niños de todas las edades entran con infecciones recurrentes y sistemas inmunes que detectan cada bicho que se cruza en su camino. Si bien, muchas veces algo de esto está fuera del control de los padres, un sistema inmune fuerte no se trata solo de grandes genes.

5 maneras de mejorar el sistema inmune de los niños

Hay una serie de potentes estimuladores inmunológicos para los niños, que están disponibles para que los padres puedan ayudar a mantener a sus hijos saludables. Los siguientes son algunos:

1. Comienza con una buena dieta

El sistema inmune de los niños puede verse afectado si no están respaldados por alimentos saludables. Para mantener a los niños bien, limite su ingesta general de aditivos, azúcar y trabaje con un médico para determinar qué alimentos son alérgenos.

Cuando un niño tiene una alergia alimentaria, su digestión sufre, la inflamación aumenta, lo que hace que defenderse de virus y bacterias sea mucho más difícil.

Es una historia similar cuando un niño ingiere más aditivos y conservantes de los que su cuerpo puede manejar; de hecho, el exceso de azúcar también puede causar inflamación.

En cambio, concéntrate en mantener una dieta sana y equilibrada con muchas verduras frescas, frutas enteras, nueces, semillas, legumbres y proteínas.

2. Para un buen sistema inmune mantén una buena microbiota en el niño

Nuestro microbioma es la colección de bacterias amigables que ocurren naturalmente en nuestros intestinos. Protegen nuestros tractos digestivos, nos ayudan a digerir los alimentos y nos protegen de la invasión de bacterias y virus.

Como tal, mantener un microbioma saludable puede ayudar a la capacidad de un niño de defenderse de la infección.

Para hacerlo, se recomienda suplementos probióticos, que pueden ayudar a mantener un intestino saludable y apoyar la salud inmunológica. Por supuesto, habla con tu médico de familia antes de comenzar a tu hijo con probióticos regulares, ya que puede variar según la edad.

3. Ayuda a calmar su estrés y ansiedad

En el mundo acelerado de hoy, donde los padres están estresados ​​y los niños a menudo están demasiado programados, puede afectar la inmunidad. Los cuerpos de los niños tienen la misma respuesta al estrés que los adultos: su cortisol y la adrenalina aumentan.

Cuando se mantiene esta elevación de las hormonas del estrés, disminuye la respuesta de sus sistemas inmunes. De hecho, una revisión de investigación que analizó específicamente los factores estresantes de la vida temprana, evaluó que “las personas expuestas a factores estresantes crónicos pueden exhibir desregulación inmune”.

Es importante que los niños tengan mucho tiempo de actividad, tiempo para juegos creativos y simplemente momentos de descanso. Los cuerpos ocupados deben tomarse un descanso de vez en cuando para que su sistema inmunológico prospere.

4. Asegúrate de que duerman lo suficiente

La mayoría de los niños no están durmiendo lo necesario. Dependiendo de la edad, he descubierto que los niños necesitan entre diez y 14 horas de sueño por día.

El sueño es importante por varias razones, y es absolutamente esencial para un aumento de la inmunidad: una revisión de investigación publicada en Physiological Reviews señaló que el sueño y la inmunidad están vinculados, cada uno afecta directamente al otro.

Y la calidad del sueño realmente importa. Para la secreción adecuada de melatonina (nuestra hormona del sueño), los niños necesitan dormir en la oscuridad, sin luz de noche ni pantallas.

Dado que el tiempo frente a la pantalla también puede afectar la calidad del sueño, se recomienda asegurarse de que los dispositivos electrónicos de tu hijo estén apagados mucho antes de acostarse.

5. Los suplementos y las hierbas pueden hacer maravillas

Los mejores suplementos para estimular el sistema inmuneo de un niño son el zinc y la vitamina D. Es importante tener en cuenta que si bien los niños pueden obtener vitamina D al estar al aire libre, la mayoría de nosotros no vivimos en lugares donde se pueda obtener suficiente sol durante todo el año, y necesitarías comer muchos alimentos que contengan vitamina D (pescado, champiñones), por eso los suplementos pueden ser la solución.

La baya del saúco también es uno de mis estimulantes inmunológicos favoritos para los niños, especialmente si tienen infecciones recurrentes del tracto respiratorio.

De hecho, la suplementación con saúco redujo los síntomas de las vías respiratorias superiores en un metanálisis de investigación, que incluyó un total de 180 participantes, publicado en Complementary Theories In Medicine.

Por supuesto, asegúrate de consultar a tu médico antes de poner a tu hijo con cualquier nuevo suplemento o régimen de hierbas.

Cómo eliminar las flemas usando remedios caseros

La flema (también conocida como mucosidad) se da como resultado de los resfriados u otras infecciones respiratorias. Tratar la flema puede ser increíblemente frustrante y puede parecer una tarea aparentemente interminable. Si buscas alivio para la acumulación de flema en tu garganta y nariz, entonces prueba algunos de estos métodos de tratamiento.

Cómo eliminar las flemas usando remedios caseros

1. Deja que salga

Aunque puede ruidoso, grosero, o embarazoso, dejar que la flema salga de tu cuerpo es la mejor forma de eliminarla. Cuando sientas urgencia por estornudar flema o soplar tu nariz, no lo ignores. Tragar flema puede reintroducirla a tu sistema, y retener la flema en una nariz congestionada o llorosa es simplemente incómodo. Lo mejor es tener una caja de pañuelos a mano y dejar que la flema salga.

2. Mantente hidratado

Al igual que con cualquier otra enfermedad, mantenerse hidratado es esencial para curarse rápido. Ayuda a tu cuerpo a limpiar la flema tomando agua cada hora durante todo el día. Si lo deseas, también puedes suplementar tu consumo de líquidos con jugo o té.

3. Evapora la flema

El vapor ayuda a romper la flema en tu pecho, nariz, y garganta, permitiendo que la expulses de tu cuerpo más fácilmente. Hierve una olla de agua y mezcla un par de gotas de aceite de eucalipto. Coloca tu cara cerca del recipiente y respira el vapor durante varios minutos. Adicionalmente, puedes tomar una ducha con agua caliente para ayudar a romper la flema.

4. Haz gárgaras

Mezcla una cucharada de sal con una taza de agua fría, y realiza gárgaras con la mezcla durante 30 segundos. Hacer esto varias veces al día te ayudará a limpiar la flema atrapada en la parte posterior de tu garganta y en las fosas nasales.

5. Toma té de hierbas

El té caliente es una ayuda general para suavizar la garganta irritada e inducir la relajación; prepara una taza de tu té de hierbas favorito con un poco de miel y tómalo lentamente. El calor ayuda a romper la flema en tu garganta a medida que relaja el esófago irritado gracias al efecto de la miel y el agua. El té de jengibre, manzanilla, o limón es especialmente bueno para eliminar la flema.

6. Utiliza miel y limón

Mezcla aproximadamente 2 cucharaditas de jugo de limón con una cucharadita de miel en una taza de agua hervida. Esta mezcla te debería ayudar a limpiar tu garganta, ya que el jugo de limón corta a través de la flema mientras la miel calma la garganta.

7. Prueba con gotas para la tos de mentol o eucalipto

Entre remedio natural y medicamento de venta libre, estas gotas de eucalipto son buenas para aflojar la flema en la garganta y pulmones.

8. Intenta comiendo cúrcuma

La cúrcuma,  antiséptico natural sirve para eliminar las bacterias que tu cuerpo combate con la producción de flema. Mezcla un poco de cúrcuma en cualquier bebida que estés tomando, o tómala con un vaso de agua. Un par de cucharaditas diarias de la mezcla deberían ser suficientes para eliminar la flema rápidamente.

9. Consume más jengibre

El jengibre ha sido utilizado durante siglos para tratar los síntomas del resfriado y la sinusitis debido a sus propiedades antibacterianas naturales. Si puedes soportar el sabor, come el jengibre crudo o también puedes comer el jengibre con un poco de dulce. También puedes rallar jengibre fresco y colocarlo en agua hirviendo para crear un té que tendrá el doble de efectividad para eliminar la flema de tu garganta.

10. Come ajo

Similar al jengibre, el ajo es increíblemente potente y sirve para matar las bacterias y eliminar la flema de la garganta. Come varios dientes de ajo crudo al día, y también rállalo sobre los alimentos que consumes. Si eres capaz, comer el ajo inmediatamente después de levantarse ayuda a eliminar la flema antes de que tenga tiempo para verdaderamente empezar a fluir.

11. Prueba con hierbas naturales

Comer algunas hierbas como el regaliz, el fenogreco, y la pamplina, ayuda a despejar la flema de la garganta. Colócalas en tu comida, o (si puedes soportar el sabor) cómelas crudas o hervidas en agua para crear un té.

12. Utiliza un enjuague nasal

Compra un enjuague nasal salino en tu farmacia o prueba a la antigua con una olla neti. Lavar con agua limpia y una solución salina a través de los senos paranasales limpia la flema en la nariz y en la parte posterior de la garganta.

13. Come alimentos picantes

Los alimentos picantes rompen la flema en la nariz y causan que se mueva con más libertad. Ayuda a tu cuerpo a romper toda la flema comiendo tantos alimentos picantes como te sea posible. Éstos incluyen los chiles, el rábano picante, y el wasabi.

14. Utiliza un humidificador

Aumentar el nivel de humedad en el aire hace que la flema se debilite haciéndola más fácil de combatir. Ten un humidificador activo en todo momento cuanto estés en casa, especialmente de noche mientras duermes. Coloca aceite esencial de eucalipto al agua para darle un efecto más poderoso para combatir la flema.

15. Tararea

Esto es lo que hacen muchos cantantes para recuperar su voz. Al tararear, puedes ser capaz de crear vibraciones que sean lo suficientemente fuertes para romper la flema.

Evita estos alimentos

Si puedes quitar algunos o todos los alimentos que se enlistan a continuación, estarás evitando la formación de flemas o que se vuelvan difíciles de expectorar.

1. No consumas productos lácteos

Todos los productos lácteos tienen una proteína en particular que congela y crea más flema en tu cuerpo. Para evitar crear flema innecesaria, no comas ningún producto lácteo como por ejemplo la leche, el queso, el yogur, o el helado.

2. Evita los alimentos fritos

Los alimentos fritos muy grasos hacen que la flema sea difícil de romper, impidiendo al cuerpo recuperarse rápidamente. Para evitar esto, no comas nada frito o cocido en aceite pesado.

3. Intenta no comer carne

La carne se vincula a la producción de flema, así que consumirla durante un resfriado no es la mejor opción. Aparte del hecho de que no podrás probar el verdadero sabor de la carne con una nariz congestionada, la carne puede hacer que tu nariz se sienta peor. Mejor prevenir que lamentar, así que evita comer mucha carne si sufres de mucha flema.

4. No fumes

Cualquier cosa que inhales afecta tu cuerpo, e inhalar cosas dañinas como el humo del cigarro, el cigarrillo, u otras drogas puede empeorar notoriamente la condición de tu garganta y pulmones. El humo de estas cosas interfiere con la habilidad de tu cuerpo de curarse rápidamente, además de incrementar en gran medida la cantidad de flema que tu cuerpo produce. Recorta el consumo de tabaco al menos durante el periodo que dure la enfermedad.

5. Limita tu exposición a los irritantes

Los productos de limpieza para el hogar, los esmaltes, los vapores de la pintura, y otros tipos de químicos, empeoran las condiciones respiratorias y aumentan los niveles de flema. Mantén tus ventajas abiertas para permitir que entre el aire fresco a tu hogar, mantén los productos irritantes aislados mientras estás enfermo, y evita los lugares (como los bares o tiendas de pintura) donde es probable que haya estas cosas.

Consejos

Intenta no sonarte la nariz demasiado, especialmente de un solo lado. La fuerza puede empujar la flema mucho más allá dentro de los senos nasales y los oídos, causando dolores de cabeza y oído. Si debes sonarte, hazlo con delicadeza y en las dos fosas nasales.

Si la flema en la garganta se vuelve muy espesa al punto en el que no puedes respirar o tragar los alimentos, toma agua inmediatamente como tratamiento temporal y luego suénate la nariz y tararea durante 2 minutos. Si no puedes respirar tranquilo y la flema se sigue acumulando, entonces debes ir al médico de inmediato.

5 razones para comer arándanos todos los días

Es muy común usar los arándanos en bollos, ensaladas de frutas y junto con avena y sus beneficios para la salud lo hace un alimento muy nutritivo. Los arándanos se pueden comer directamente o utilizarlos en deliciosas ensaladas, desayunos y postres, el caso, es que debes comer más de esta fruta popular para obtener más beneficios.

5 razones para comer más arándanos

Los arándanos son dulces, nutritivos y muy populares. A menudo son considerados como un “súper alimento”, son bajos en calorías y muy saludables. Son tan sabrosos y convenientes que muchas personas consideran que es su fruta favorita. Puedes conocer a fondo cuales son sus beneficios y porqué es recomendado que consumas más esta fruta exquisita y primordial en nuestra dieta.

1. Proteger contra el cáncer

Los arándanos ayudan a proteger contra el cáncer, la enfermedad cardíaca y la diabetes. Investigadores analizaron 25 frutas comúnmente consumidas en los Estados Unidos por su actividad antioxidante y, junto con la granada, los arándanos se anotaron lo más arriba posible.

Los antioxidantes ayudan a nuestro cuerpo a neutralizar los radicales libres y prevenir el estrés oxidativo, que puede causar daño celular grave y se cree que juega un papel importante en el desarrollo del cáncer, la diabetes o la enfermedad cardiovascular.

2. Pueden mejorar tu reloj biológico

No se sabe con certeza por qué envejecen las personas exactamente, pero el estrés oxidativo es considerado un enorme contribuyente a la disminución de la función de los órganos, el aumento de las arrugas y la flacidez de la piel a medida que envejecemos.

Un estudio de intervención de 4 semanas con 168 personas demostró que la ingesta diaria de una fuente rica en antioxidantes como el jugo de arándanos o manzana, reduce el daño en el ADN debido al estrés oxidativo en un 20%, lo que mejoró el reloj biológico de los participantes.

3. Bajan la presión arterial

¿Tienes una presión arterial que es demasiado alta? Trata de ingerir aproximadamente 2 onzas de arándanos todos los días y estarás haciendo un gran trabajo por tu salud ya que pueden reducir la presión arterial.

Los participantes en un estudio lograron reducir su presión arterial hasta un 6% simplemente añadiendo arándanos a una parte de su dieta diaria.

4. Protegen contra el declive cognitivo

Todos queremos envejecer con nuestra memoria intacta durante el mayor tiempo posible. Resulta que el consumo regular de arándanos y fresas parece retrasar el envejecimiento según estudios.

Investigadores encontraron que el consumo creciente de bayas puede conducir a una disminución de proteínas tóxicas en el cerebro, que son especialmente significativas en la enfermedad de Parkinson y el Alzheimer.

5. Beneficiosos para el intestino y la vejiga

Hace siglos, eran un alimento popular para tratar el estreñimiento y la diarrea, ya que contienen mucha fibra soluble e insoluble para promover los movimientos intestinales, así como taninos. Los taninos son astringentes que brindan un gran alivio a los problemas intestinales.

También, se dice que el jugo de arándanos es eficaz en personas con infecciones del tracto urinario, ya que contienen compuestos que reducen la capacidad de la bacteria e.coli de adherirse a la pared de la vejiga.

Otros beneficios para la salud

Los arándanos protegen contra el daño al ADN. Un estudio publicado en Nutrition Research en el 2012, encontró que el consumo de una sola vez de 300 gramos de esta fruta, mostró una reducción sustancial a corto plazo (18%) de ADN durante una hora en diez voluntarios jóvenes.

Mientras que los estudios anteriores han demostrado que se trata principalmente de las antocianinas y flavonoides en los arándanos los que tienen el impacto más grande en la salud, investigadores de la Universidad de Milán escribieron que los beneficios para la salud pueden ser la sinergia de diferentes vitaminas y compuestos de esta baya.

Cientos de estudios se han realizado sobre el efecto de esta fruta sobre la salud ósea, la función cerebral, la prevención del cáncer, el hígado y la salud del tracto urinario, y de muchas otras enfermedades.

Comprar los arándanos orgánicos

Es importante comprarlos orgánicos siempre que sea posible, ya que están en la lista de alimentos con la mayor cantidad de residuos de plaguicidas. Congelar los arándanos es también una excelente manera de mantener un montón de ellos en la mano, pero ten cuidado al comprarlos fuera de temporada ya que hay una posibilidad fuerte de que tengan moho.

Aparte de proporcionar grandes cantidades de antioxidantes, los arándanos también son una gran fuente de vitaminas C, K y E, así como de manganeso. Se disfrutan mucho con este platillo nutritivo:

Tiramisú de chía, arándanos y almendras

Ingredientes:

  • 1.7 oz de semillas de chía
  • 1 taza de jugo de arándanos sin azúcar
  • 2 cucharadas de crema de queso orgánico (o sustituto de origen vegetal)
  • 4 cucharadas de harina de almendra
  • 1 plátano
  • 1 puñado de arándanos
  • Un poco de leche de almendras
  • Una pizca de crema batida (arroz, avena o soja)

Preparación:

  1. Remoja las semillas de chía en jugo de arándano durante 10 minutos. Revuelve de vez en cuando.
  2. Mientras tanto, haz un puré con la harina de almendras, la leche de almendras y 3/4 de un plátano hasta formar una pasta.
  3. Mezcla el gel de chía y arándanos con la crema de queso.
  4. Pon la mitad de la pasta de almendras en un bol y cúbrela con el gel de chía y los arándanos. Cúbrela de nuevo con la segunda mitad de la pasta de almendra y termina con el gel de arándanos en la parte superior.
  5. Decóralo con las rodajas restantes de banana y arándanos.

Gota: síntomas, causas y tratamiento adecuado

La gota es un trastorno metabólico que causa principalmente inflamación dolorosa en las articulaciones. La causa es demasiado ácido úrico en la sangre, que se deposita en forma de cristal debajo de la piel. Sin embargo, a través de un cambio constante en la dieta y otros factores del estilo de vida, se puede controlar el nivel de ácido úrico y reducir el malestar.

Desarrollo de la gota

En la gota, el nivel de ácido úrico en la sangre es demasiado alto. Ya sea porque se produce demasiado o porque los riñones no están obteniendo lo suficiente. Forman pequeños cristales de ácido úrico, que se depositan en particular en las articulaciones. En niveles particularmente altos, puede aparecer un ataque agudo de gota con dolor, enrojecimiento e hinchazón.

El ácido úrico se forma durante la descomposición de las purinas. Pero también se adquieren con alimentos, especialmente carne y otros alimentos procesados, aunque también con algunas verduras.

Gota primaria – trastorno congénito

La mayoría de los pacientes con gota sufren de un trastorno metabólico congénito. Luego, los médicos hablan de una “hiperuricemia primaria” o “gota primaria”. En la mayoría de los casos, los riñones no excretan suficiente ácido úrico.

En casos raros, el cuerpo produce tanto ácido úrico que los riñones están abrumados. La causa es un defecto genético, el llamado síndrome de Lesch-Nyhan que ocurre principalmente en los niños.

Trastorno secundario de gota adquirida

En la llamada gota secundaria, otras enfermedades causan el exceso de ácido úrico. En la leucemia, por ejemplo, las propias células del cuerpo se destruyen masivamente. Libera grandes cantidades de purinas que se acumulan en la sangre.

Otras enfermedades que causan mayor producción de ácido úrico:

  • Algunos tipos de tumores.
  • Anemia.
  • Ciertos medicamentos (citostáticos).
  • Radiación en el contexto de la terapia del cáncer.

A la inversa, el nivel de ácido úrico también aumenta si no se excreta suficiente ácido úrico. Este es el caso de la enfermedad renal o de una diabetes no tratada.

Los factores que favorecen la gota incluyen la obesidad, una dieta rica en carne, fructosa y alcohol, así como la falta de ejercicio.

Desencadenantes de la gota aguda

Un ataque agudo de gota ocurre cuando el nivel de ácido úrico excede un cierto nivel. Los principales desencadenantes son:

  • El consumo excesivo de alimentos ricos en purina, como la carne y los embutidos.
  • El consumo excesivo de alimentos ricos en fructosa, como los jugos de fruta azucarados.
  • Demasiado alcohol: el alcohol también aumenta los niveles de ácido úrico. Esto es especialmente cierto para la cerveza, que también es particularmente rica en purina.
  • Ejercitación física excesiva: esto produce ácido láctico en el cuerpo, que se excreta por los riñones y bloquea la degradación del ácido úrico.
  • Diuréticos o laxantes: espesan la sangre cuando se usa en exceso o durante mucho tiempo. Esto aumenta la concentración de ácido úrico.

 ¿Cuánto dura un ataque de gota?

La duración del ataque de gota puede durar días o incluso semanas. Luego los síntomas se desvanecen lentamente. Sin embargo, el tratamiento rápido puede reducir significativamente la duración de los ataques de gota.

Síntomas de la gota

Los síntomas más comunes son dolor severo en las articulaciones. Primero aparecen como un ataque. Si la gota permanece sin tratamiento, los síntomas empeoran gradualmente y el padecimiento se vuelve crónico.

Si el nivel de ácido úrico excede cierto nivel, ocurre un ataque agudo de gota. Los síntomas son dolor severo en las articulaciones individuales.

Más comúnmente, se afecta la articulación metatarsofalángica del dedo gordo, así como otras articulaciones de las piernas y los pies. Con menos frecuencia afecta las manos y los brazos. Si no se trata, un ataque de gota dura de unas pocas horas a unos pocos días. A partir de entonces, los síntomas se desvanecen lentamente.

Tratamiento para la gota

Un tratamiento de gota debe reducir el exceso de ácido úrico en la sangre a un nivel saludable. Los médicos recomiendan 5,5 a 6,4 miligramos por 100 mililitros de sangre como límites superiores.

Lo que puedes hacer tú mismo

Mucho se puede lograr a través de un estilo de vida saludable, especialmente a través de una dieta adaptada. Si esto no es suficiente para la terapia de gota, los medicamentos pueden disminuir el nivel de ácido úrico.

Dieta para la gota

Para reducir el nivel de ácido úrico puedes hacer mucho por ti mismo. La conversión de la nutrición juega un papel crucial aquí:

Alimentos ricos en purina solo en pequeñas porciones: Las purinas están entre otras cosas contenidas en el material genético de todas las células vivas. Cuando se descompone, produce ácido úrico. Esto se aplica tanto a las células propias como a los alimentos. Los alimentos ricos en purín incluyen carne (especialmente embutidos), salchichas, mariscos y ciertas especies de peces. La comida deliciosa puede llevar a un ataque agudo de gota si está predispuesta la gota.

Reduce el consumo de alcohol

El consumo excesivo de alcohol es particularmente problemático en la enfermedad de gota. Por ejemplo, el alcohol frena la descomposición del ácido úrico y eleva sus niveles. Incluso si vuelves a consumir alcohol de manera excepcional, puede provocar un ataque de gota. Particularmente crítica es la cerveza.

Ten cuidado con la fructosa

La fructosa no se encuentra solo en las frutas. También se usa para endulzar jugos, yogurt u otros alimentos. La descomposición de la fructosa en el cuerpo mejora la formación de purina. Al mismo tiempo, el azúcar, como el alcohol, inhibe la excreción de ácido úrico a través de los riñones.

Reduce el consumo de grasa

Demasiada grasa inhibe la excreción de ácido úrico. Por lo tanto, los pacientes con gota deben comer lo menos posible los alimentos altos en grasa. Si es posible, no debes cubrir más del 30 por ciento de tu ingesta diaria de calorías con grasa. Este límite se alcanza rápidamente, porque la grasa tiene la densidad de energía más alta de todos los nutrientes.

Presta especial atención a las grasas ocultas en ciertos alimentos, por ejemplo, en salchichas o productos envasados.

Bajar de peso

Al bajar de peso, tu nivel de ácido úrico bajará automáticamente. Pero cuidado: la pérdida de peso debe ser lenta y controlada. El ayuno severo puede desencadenar un ataque agudo de gota.

Bebe mucha agua

Los nutricionistas recomiendan beber al menos dos litros al día, preferiblemente agua embotellada o té sin azúcar. El líquido en el cuerpo ayuda a mantener baja la concentración de ácido úrico y apoya la función de filtración del riñón.

Realiza ejercicios pero no exageres

El ejercicio tiene un efecto positivo para las articulaciones. La función mejora y los síntomas inflamatorios se reducen. Sin embargo, no debes estresarte demasiado con la gota, ya que el ácido láctico resultante ralentiza la descomposición del ácido úrico a través de los riñones.

La gota no se puede curar con medicamentos. Una vez que se suspenden los medicamentos, se pierde su influencia en el nivel de ácido úrico y éste aumenta nuevamente, por ello la importancia de modificar le estilo de vida para apoyar la recuperación tras el padecimiento de gota.

¿Qué hacer con un ataque de gota?

La terapia a largo plazo no es adecuada para los ataques agudos de gota. Se trata principalmente de aliviar el dolor lo más rápido posible. La ayuda particularmente efectiva para la gota es la recomendación de analgésicos antiinflamatorios.

 Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE):

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) son el primer fármaco de elección en el tratamiento de la gota aguda. No contienen cortisona. A los pacientes con gota se les prescriben principalmente indometacina y diclofenaco. Como regla general, los síntomas mejoran en unas pocas horas.

Ayuda homeopática

Una terapia física tiene como objetivo reducir las molestias existentes y reducir el dolor. Además, es para prevenir daños en las articulaciones y malas posiciones en el caso de un padecimiento de larga duración.

  •  Los tratamientos con calor y frío pueden reducir el dolor de gota en las articulaciones.
  • Los procedimientos para la relajación muscular reducen el dolor.
  • La fisioterapia fortalece los músculos y alivia las articulaciones.
  • La fisioterapia y la ergoterapia evitan o restringen las restricciones de movimiento y las deformidades de las articulaciones.

Remedios caseros

Protege tus articulaciones: mantén la articulación afectada estable. No lo expongas ni realices movimientos fuertes mientras tengas dolor. Puede que incluso necesites reposo en cama.

Enfría tus articulaciones: además, el dolor en las articulaciones afectadas puede aliviarse con compresas frías. Esto es suficiente, incluso una toalla que se ha empapado en agua fría. Alternativamente, puedes enfriar las articulaciones doloridas con envoltura de quark. El quark mantiene el frío más tiempo que un paño mojado.

Las bolsas de hielo, por otro lado, son demasiado frías y pueden causar daño a la piel rápidamente. El enfriamiento no debe tomar más de diez minutos cada vez, y realizarlo varias veces al día.

Pon los pies en remojo: Esto relaja los músculos y las articulaciones y reduce el dolor. Como aditivo para el baño, las flores de heno o de manzanilla se recomiendan. Recuerda que el agua debe estar tibia.

Cómo detectar si tu tiroides está funcionando mal

Cuando algo no está funcionando bien en el organismo, es posible que experimentemos diversos síntomas y molestias. Ahora bien, ¿cómo saber si hay algún problema con la tiroides?

El cansancio, los cambios en la piel, las uñas y el cabello, el aumento o la pérdida de peso sin cambiar los hábitos alimenticios, la irritabilidad y el estreñimiento pueden ser síntomas de que algo no va bien con tu glándula tiroidea.

Más acerca de la tiroides y sus funciones

La tiroides es una glándula con forma de mariposa que se encuentra en el cuello, por delante de la tráquea. Es conocida por ser la encargada de producir las hormonas tiroxina y triyodotironina, así como por su papel a la hora de regular el metabolismo corporal y contribuir con la función de diferentes órganos del cuerpo.

En líneas generales, la tiroides influye en:

  • La memoria.
  • El peso corporal.
  • El nivel de energía.
  • La fuerza muscular.
  • La frecuencia cardíaca.
  • Los niveles de colesterol.
  • Las condiciones de la piel.
  • La regularidad menstrual.

El motivo de su importancia es que cada célula del cuerpo depende de las hormonas tiroideas para su crecimiento y desarrollo.

Posibles síntomas de problemas de la tiroides

No hay un solo síntoma específico que permita detectar si la tiroides no está funcionando bien. Sin embargo, existen varios síntomas, como los que ya mencionamos anteriormente, que puede dar pistas de su posible mal funcionamiento.

Sin embargo, la mejor forma de saber si algo no va bien con la tiroides es yendo al médico para que nos realice un chequeo y nos paute unos exámenes de laboratorio.

Es importante tener en cuenta que las anomalías tiroideas tienen síntomas en común con otros trastornos (como la ansiedad, por ejemplo), por ello, pueden llegar a confundirse en primera instancia. Sin embargo, con los resultados de los exámenes, el diagnóstico quedará más claro. 

La tiroides puede aumentar su tamaño y modificar su estructura. En tales casos recibe el nombre de «bocio» y se presenta a través de un pequeño bulto en el cuello.

  • Las complicaciones de la glándula tiroides suelen ser asintomáticas en sus primeras etapas. En etapas posteriores, pueden llegar a generar dificultades para tragar, respirar o producir cambios en la voz.
  • Por otro lado, las alteraciones de funcionamiento más conocidas son el hiper e hipotiroidismo, que pueden venir acompañadas o no del aumento del tamaño de la glándula.

Síntomas del hipotiroidismo

Se han realizado diferentes estudios ya que esta patología es un motivo de consulta muy frecuente, tanto en adolescentes como en personas adultas.

El hipotiroidismo es hasta cuatro veces más frecuente que el hipertiroidismo e implica la disminución de la producción de hormonas tiroideas.

El desequilibrio generado puede derivar en el funcionamiento irregular del cuerpo. Algunos de los síntomas que presenta este problema son:

  • Fatiga.
  • Somnolencia.
  • Pérdida de apetito.
  • Intolerancia al frío.
  • Retención de líquidos.
  • Presión sanguínea elevada.
  • Piel fría, seca, áspera y rugosa.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Habla y movimientos más lentos.
  • Cabello más fino o más grueso y seco.
  • Irregularidades en el ciclo menstrual.
  • Dolores musculares y de articulaciones.
  • Aumento de peso (entre 2 y 4 kilos, producto de la retención de líquidos).

En el caso de que tengas hipotiroidismo debes mantener una alimentación equilibrada y variada que contenga alimentos de todos los grupos, especialmente aquellos ricos en fibra y pobres en grasas. Asimismo, también se recomienda aumentar la actividad física diaria.

Síntomas del hipertiroidismo

El hipertiroidismo es otro de los problemas que pueden presentar las tiroides. A diferencia del hipotiroidismo, en este trastorno el cuerpo produce mayor cantidad de hormonas tiroideas de las necesarias, lo cual genera un incremento de la tasa metabólica corporal.

Dentro de los síntomas más frecuentes encontramos:

  • Ansiedad.
  • Insomnio.
  • Temblores.
  • Debilidad muscular.
  • Problemas de visión.
  • Sensibilidad al calor.
  • Irregularidad menstrual.
  • Cabello fino y quebradizo.
  • Aumento de la sudoración.
  • Frecuentes evacuaciones intestinales.
  • Aumento del apetito y pérdida de peso.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca (palpitaciones) y de la presión sanguínea.

En el caso de que tengas hipertiroidismo debes mantener una dieta equilibrada y a la vez muy energética.

Nota final

Si sospechas que puedes presentar alguna irregularidad con esta glándula, acude a tu médico para que te realice las pruebas pertinentes y te derive al especialista y así puedas obtener un tratamiento adecuado.