4 causas de las encías retraídas y lo que puedes hacer al respecto

Tus encías juegan un papel importante en la función y la salud de los dientes. No solo ayudan a anclar los dientes en la mandíbula, las encías también protegen las raíces de los dientes de las enfermedades, pero puedes perder todo esto y más, si tus encías retroceden o se retraen de los dientes. ¿Por qué las encías tienden a retraerse? Encuentra las causas de las encías retraídas en el artículo a continuación.

4 causas de las encías retraídas

Un diente expuesto es más susceptible a las caries y más sensible a la temperatura y la presión. Estas son 4 causas de las encías retraídas y lo que puedes hacer al respecto.

Enfermedad de las encías

La causa más común de retracción de las encías es una infección bacteriana llamada enfermedad periodontal (de las encías) que con mayor frecuencia surge de la placa, una película delgada de bacterias y partículas de alimentos que se acumulan en los dientes.

La enfermedad de las encías a su vez debilita las encías y las hace retroceder. Puedes reducir el riesgo de contraer una infección de las encías mediante el cepillado diario y el uso de hilo dental para eliminar la placa que causa la enfermedad.

Genética

El grosor de los tejidos de las encías es un rasgo genético que heredas de tus padres. Las personas que nacen con encías más delgadas tienden a ser más susceptibles a la retracción de encías debido a la abrasión, el desgaste o las lesiones del cepillo de dientes. Si tienes tejidos más delgados, deberás ser diligente con la higiene bucal y las visitas al dentista, y prestar mucha atención a la salud de tus encías.

Erupción de dientes

Los dientes normalmente salen del centro de una carcasa ósea que protege la raíz. Si un diente entra en erupción o se mueve fuera de esta carcasa, puede exponer la raíz y causar poco o ningún tejido de las encías alrededor del diente. Mover el diente ortodóncicamente a su posición correcta podría ayudar a engrosar el tejido de las encías y hacerlas más resistentes a la retracción.

Higiene agresiva causa encías retraídas

Si bien el restregado fuerte puede funcionar con otras actividades de limpieza, es el enfoque incorrecto para limpiar los dientes. Demasiada fuerza aplicada durante el cepillado puede eventualmente resultar en daño de las encías que conduce a retracción y desgaste de los dientes.

Deja que la suave acción mecánica de las cerdas del cepillo de dientes y los abrasivos de la pasta de dientes se encarguen de eliminar la placa.

Si bien a menudo podemos reparar la recesión de las encías mediante el tratamiento de la enfermedad de las encías o la cirugía de injerto, es mucho mejor evitar que suceda. Por lo tanto, asegúrate de practicar el cepillado diario y el uso de hilo dental con la técnica adecuada para eliminar la placa que causa enfermedades. Y visita a tu dentista regularmente para limpiezas y chequeos para asegurarte de que tus encías se mantengan saludables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *